20.3 C
Los Angeles
Monday, July 13, 2020
More

    El COVID-19 y el embarazo

    Los coronavirus son una extensa familia que pueden causar enfermedad en humanos como
    en animales, en los humanos pueden causar infecciones respiratorias, que pueden ser desde
    un resfriado común hasta un síndrome respiratorio agudo severo, el coronavirus más
    recientemente descubierto causa la enfermedad por coronavirus COVID-19.

    Desde que la pandemia de coronavirus inició, han surgido muchas interrogantes en los
    diferentes sectores de la población sobre la manera de infectarse y las medidas que se deben
    de tomar para evitarla. Las mujeres embarazadas no son la excepción, es por eso que a continuación se disiparán algunas dudas al respecto.

    ¿Están más propensas las embarazadas a enfermar por COVID-19?
    En la actualidad debido a que esta es una enfermedad “nueva”, se desconoce si las mujeres
    embarazadas tienen mayor probabilidad que el resto de las personas a enfermar por
    COVID-19, los riesgos de enfermedad grave en la embarazada parecen ser similares a los
    de la población no gestante, el embarazo, por lo tanto, no es un factor de riesgo para
    desarrollar COVID-19.


    ¿Qué precauciones deben de tener las mujeres embarazadas?
    Las embarazadas deben de tomar las mismas precauciones que el resto de la población
    como lavarse las manos con frecuencia utilizando principalmente agua y jabón, practicar el
    distanciamiento social y evitar acudir a lugares concurridos, salir de casa estrictamente
    cuando sea necesario, evitar tocarse los ojos, la nariz o boca y usar mascarillas o
    cubrebocas.


    ¿Cuáles son los principales síntomas que se presentan?
    Se debe de estar alerta al inicio de síntomas como fiebre, tos o dificultad para respirar,
    congestión nasal, dolor de garganta y diarrea, se debe de consultar al presentar cualquiera
    de estos síntomas que tardan en aparecer entre 5 a 7 días, pero pueden tardar hasta 14 días.


    ¿Se puede infectar el feto o el recién nacido?
    Aún no hay muchos estudios para saber si durante el embarazo se transmite el virus al feto
    o en el momento del parto, un número muy reducido de bebés han dado positivo para el
    virus pero se desconoce si lo contrajeron antes o después de nacer; tampoco se ha
    detectado el virus en liquido amniótico o leche materna por lo que si la madre lo desea
    puede amamantar sin preocupaciones, los beneficios superan los riesgos potenciales de
    transmisión, si la madre está enferma se deberá de utilizar mascarillas y lavarse las manos
    cada vez que dará lactancia, si opta por extraerse la leche deberá también de lavarse las
    manos así como desinfectar los recipientes en donde se recogerá la leche.


    ¿Es el mismo tratamiento para las embarazadas?

    Por el momento no se dispone de una vacuna que prevenga o cure el virus, por lo que el
    tratamiento es de acuerdo a los síntomas, las embarazadas que han contraído el virus deben
    de recibir los mismos tratamientos de apoyo recomendados por la Organización Mundial de
    la Salud (OMS) que para los pacientes adultos.


    ¿Parto Vaginal o Cesárea?
    El modo de finalización del embarazo se definirá de acuerdo con el criterio obstétrico y con
    la condición de salud materna, la OMS recomienda el parto vaginal e indicar cesáreas
    solamente cuando esté medicamente justificada.

    En el posparto es importante continuar con el distanciamiento social y evitar las visitas de
    familiares y amigos para evitar algún contagio al recién nacido o a otro miembro de la
    familia.
    Entonces no debemos de olvidar los siguientes puntos:

    1. Los riesgos de enfermedad grave en la embarazada parecen ser similares a los de
      población en general.
    2. Estudios en China no han demostrado transmisión vertical del virus por placenta,
      secreciones vaginales ni por leche materna.
    3. La vía del parto no tiene influencia sobre riesgo vinculado a COVID -19 para la
      madre y recién nacido.
    4. El contacto piel con piel al momento del nacimiento, no parece aumentar el riesgo
      de enfermedad para el recién nacido.
    5. Los beneficios de la lactancia materna superan los eventuales riesgos.
    6. El manejo de la enfermedad en casa dependerá de la severidad de esta y de las
      políticas de tratamiento de las entidades de salud de los diferentes países.
    Jose Roberto Doradea Silva
    Jose Roberto Doradea Silva
    Doctor salvadoreño ginecobstetra. Jefe del departamento de ginecoobstetricia del Hospital Nacional Dr. Héctor Hernández Flores de San Francisco Gotera, Morazán, El Salvador. Donde labora desde el año 2014. Graduado como especialista en Ginecología y obstetricia en la Universidad de El Salvador.

    More from author

    Leave A Reply

    Please enter your comment!
    Please enter your name here

    Related posts

    Advertisment

    Latest posts

    Alzheimer’s Risk: Do You Want to Know?

    If a test could tell whether you’ll get Alzheimer's disease someday, would you want to know? What would you do with that knowledge? These...

    Cáncer de ovario

    En nuestros países se habla mucho de la prevención y tratamiento del cáncer de cérvix y de mamas pues estos son los que ocupan...

    Covid-19 provoca accidentes cerebrovasculares isquémicos agudos

    Un estudio realizado por el Hospital General Allegheny (AGH) de Pittsburgh determina la relación entre los accidentes cerebrovasculares isquémicos agudos y el COVID-19. Los...

    Want to stay up to date with the latest news?

    We would love to hear from you! Please fill in your details and we will stay in touch. It's that simple!